【Isabel Duque Fit 】

Dieta mediterránea y su efecto en los jóvenes

La dieta mediterránea ha sido siempre de gran interés para los defensores de la alimentación sana. Esta dieta no es más que un estilo de alimentación con bases en los patrones alimenticios de los países del mediterráneo (España, Francia, Italia, Grecia, Malta), caracterizado por un consumo importante de alimentos ricos en fibras, como frutas y verduras, escaso consumo de carnes rojas y un mayor consumo de pescado y aves de corral. El aceite de oliva es la fuente principal de grasa en esta dieta y los hidratos de carbono vienen principalmente de la pasta y el pan.

Debido a la gran cantidad de ventajas relacionadas con la dieta mediterránea, muchos estudiosos del tema coinciden en que se debe promover entre los más jóvenes el gusto por este tipo de alimentación. Los beneficios obtenidos de una alimentación basada en el estilo de vida de los pueblos del mediterráneo se traducen en una considerable disminución de la obesidad, enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. El estilo actual de vida y alimentación de los jóvenes (productos procesados, dulces, comida rápida alta en grasas saturadas y calorías, casi nada de ejercicio físico y poco consumo de frutas y vegetales) no es precisamente fuente de un estado físico y mental saludable; sin embargo, lograr un cambio importante en los hábitos puede resultar una tarea complicada si no se cuenta con el fomento de los padres.

Para que los más pequeños no empiecen a padecer antes de tiempo problemas de salud que puedan poner en riesgo su calidad de vida, deben establecerse patrones alimenticios equilibrados y ricos en nutrientes. La dieta mediterránea puede proporcionar el aporte necesario de nutrientes para el crecimiento saludable de los jóvenes y la disminución de la aparición de enfermedades en la edad adulta si se establece como hábito alimenticio permanente.

Deja tu comentario!

You must be logged in to post a comment.